Cómo eliminar las manchas de las manos (Remedio Casero)

Existen diversos factores que provocan la aparición de manchas en la piel. La radiación solar, cambios hormonales, embarazo, envejecimiento, entre otras, pueden ser las causas más comunes de este problema, cuya solución puede estar mucho más a tu alcance de lo que imaginas.


Estos pigmentos pueden aparecer en diversas partes del cuerpo, especialmente en zonas más expuestas al sol como el rostro, el escote y las manos, que al estar más en contacto directo con productos químicos como detergentes, jabones, o incluso el frío, pueden acelerar o agravar la aparición de manchas.


Nuestra piel tiene lo que se llama melanina, una sustancia que absorbe la luz solar de forma natural y ayuda a proteger nuestra piel de los rayos UV, pero a medida que envejecemos, la capacidad natural de nuestra piel para defenderse de los rayos UV del sol comienza a deteriorarse, y como resultado, vemos la aparición de las manchas por edad.

Para combatir este problema en tu piel, a continuación te presentamos algunos remedios caseros que pueden ayudarte a eliminar las manchas de las manos:

1-Limón para las manchas por la edad

Una de las más efectîvas soluciones a las manchas, es aplicar jugo de limón por lo menos dos veces al día en el área afectada.

Eso sí, nunca debes salir al sol después de haberse puesto sobre la piel algún remedio que contenga vitamina C (como el limón), pues una gota de esta vitamina en la piel mientras tiene contacto con el sol, podría provocar una mancha irreparable, por lo que debes lavar bien y esperar algunos minutos para poder tener contacto con el medio ambiente.


También puedes hacer una crema de yogur con miel (partes iguales de cada uno). Aplica una vez al día, déjalo actuar por media hora y luego lávalo.

2-Agua oxigenada

Usualmente el agua oxigenada sirve como auxiliar si de raspones o heridas leves en la piel se trata. El agua oxigenada es un remedio casero muy fácil de conseguir, basta con ir a cualquier farmacia para adquirir dicho producto a un precio moderado.

El agua oxigenada es muy efectiva para quitar manchas de la piel en general, pues ayuda a regenerar los tejidos. Aplica el agua oxigenada con un algodón noche tras noche en la zona con manchas y en unas semanas verás cómo se reducen esas incómodas pigmentaciones.

3-¡No te la tomes! Mejor úsala para tus manos

Si bien, existen muchos remedios caseros para quitar las manchas de las manos, éste que te mostraremos a continuación, es el más funcional si esas manchitas son catalogadas por tu médico como pecas.

¿Te gustaría beber una cerveza todos los días? Te tenemos una mejor propuesta: no te la tomes, mejor caliéntala. Leíste bien, este remedio para quitar manchas de las manos consiste en calentar a baño maría un vaso de cerveza.

Cuando está a punto de hervir, retira del fuego, luego deja que se enfríe un poco y lava con ella las manos en la zona de pecas. Repite todos los días durante al menos dos semanas. Después del tratamiento, puedes aplicar aceite de ricino o de oliva para proteger la piel.

4-Miel pura, solución segura

Otra solución para retirar esas manchitas de tus manos es utilizar miel de abeja. La fórmula es sencilla: mezcla una cucharada de miel pura con el zumo de un limón hasta formar una pasta espesa, la cuál aplicarás sobre las pecas, dejando reposar por media hora.

Si bien es cierto, el limón puede resecar la piel debido al concentrado nivel de ácido que posee este fruto, la miel podrá contrarrestar su efecto y mantendrá tu piel protegida e hidratada.

Repite esta dosis hasta que notes los resultados (aproximadamente, después dos semanas podrás ver cómo se difuminan las manchas) y cabe recordar que este método es igualmente exclusivo para manchas solares o pecas.

5-Rejuvenece tu piel con papaya

Es bien sabido que la papaya posee grandes cualidades para ayudar al cuerpo a tener una buena digestión. Esta fruta es por excelencia, la más recomendada por especialistas en el cuidado de la flora intestinal, no obstante, sus componentes son igual de benéficos para el cuidado de la piel.

Utiliza una rodaja de papaya fresca, frótala sobre las pecas todos los días, de preferencia por la mañana. Deja que se seque o espera 20 minutos y lava bien tus manos. Repite durante una semana y verás cómo esas manchitas se decoloran ligeramente, mantén esta práctica por otras dos semanas y verás cómo al menos un 70% de las manchas desaparecen.

Por si fuera poco, la piel se verá mucho más luminosa y limpia con el paso del tiempo, sé constante, pues si dejas pasar un día, se perderán los avances obtenidos en los días previos.

Comentarios Facebook