Estos son los 10 Ladrones de Energía Según el Dalai Lama

Dalai Lama nos dice cuáles son los 10 ladrones de energía, que además de atraparnos nos dejan vacíos. Vivimos tan pendientes de lo banal que no nos damos cuenta de lo que realmente es importante.


Sabías que tomar distancia y alejarse de lo que no necesitas te ayudará a mejorar tu salud en todos los niveles. Lo difícil aquí es hacerte totalmente consciente de lo que te hace daño, cuáles son esos ladrones de energía, y así poder caminar al lugar que pueda ofrecerte estabilidad. Debido a esto, el reconocido líder espiritual, realizó una recopilación de los 10 ladrones que te quitan tu energía.

Conozcamos más sobre estos ladrones de energía.

1-Las personas que se están quejando todo el tiempo:

Debes poner mucha atención y dejar ir a las personas que llegan a tu vida solo a compartir quejas, historias desastrosas, sus problemas, sus miedos y los juicios que hacen de los demás. Si lo que buscan es un bote para poner toda esa basura, procura que no sea tu mente”.

El tipo de personas que parecen estar conectadas a un protestador automático lo único que logran en tu vida es agotarte y además te restan. A esas personas se les llama ladrones de energía. Poner una cúspide de energía para aliviar los egocentrismos ajenos lo único que hará es destrozar tu esencia.

Así que como te le dijimos anteriormente, si alguien busca un bote para poner su basura, procura que no sea en tu mente. Libera tu vida de todo lo que te aleje de ti y no permitas que los demás te arrastren a sus tormentas.

2-Cuentas claras:

“Paga lo que debes a tiempo. Así mismo cobra a quien te debe o decide dejarlo ir, si es imposible cobrarle”. El significado de tener las cuentas claras es tener la seguridad de que no le debes nada a nadie y que nadie te debe a ti.

Las deudas abrasan tu tranquilidad. Es muy importante que no tengas ninguna cuenta pendiente, de esta manera no tienes por qué avergonzarte o esconderte por no cumplir con un compromiso que has contraído. Quien sabe o ha experimentado esa sensación de ahogo, comprende endeudarse es uno de los mayores ladrones de energía que puede existir.


3-Promesas pendientes:

“Si no has cumplido con algo, realízate esta pregunta ¿Por qué tengo resistencia?. Tienes el derecho de cambiar de opinión, de disculparte, de re-negociar, de compensar y ofrecer cualquier otra alternativa hacía una promesa no cumplida; y esto no debe ser una costumbre. La manera más fácil de no caer en el no cumplir con algo que no quieres hacer, es decir NO desde un inicio”.

Ser una persona de palabra es una de las cualidades mucho muy valiosas y además cotizadas en el mundo de las relaciones interpersonales. Esta característica va mucho más allá; esto refleja las buenas intenciones y las consideraciones hacia las demás personas.

4-No escuchar nuestros intereses:

“En la medida de lo posible delega o elimina todas aquellas tareas que no te gusten hacer y dedica más tiempo hacer las que disfrutas”. No delegar aquello que no te gusta y que es posible delegar, lo único que lograrás es llenar tu vida de una negatividad innecesaria.

En ocasiones, simplemente, no estás en condiciones de realizar una tarea.Inclusive puede ser que, otra persona la haga mucho mejor o le agrade hacerla. Esto puede pasar tanto en el hogar como en el trabajo. Seguro que hay opiniones que te garantizan una condición mejor. Con esto lograrás un equilibrio positivo en tu vida.

5-No descansar ni actuar:

“Es muy importante que te des permiso de descansar si en ese momento lo necesitas y también date permiso de actuar si el momento es de oportunidad”. Cada persona tiene su ritmo y es muy importante saber cuándo descansar y tomar fuerzas. Si no descansas cuando lo necesitas, lo único que lograrás es perder fuerzas e inclusive cometer irresponsabilidades que terminarán en arrepentimiento.

6-Desorden:

“Muy importante, tira, levanta y organiza, nada te quita más energía que una habitación desordenada y llena de cosas de pasado que ya no necesitas”. Hay de desórdenes a desórdenes. Unos más adversos que otros, pero al final, todos necesitamos de la iniciativa para deshacernos de algo.

7-No cuidar tu salud:

“Lo que tienes que hacer es darle prioridad a tu salud, con la maquinaria de tu cuerpo trabajando al máximo, lo lograrás mucho. Tómate tu tiempo y descansa”. Sirve muy poco tener mucho trabajo, mucho patrimonio, mucho dinero si no eres capaz de cuidar lo que te sostiene: tu cuerpo. Lo esencial es que te des tiempo para relajarte, hacer deporte, alimentarte bien y conocerte.

8-Situaciones difíciles:

“Si te encuentras frente a situaciones tóxicas que estás tolerando, enfréntalas; ya sea desde rescatar a un amigo o familiar, tolerar acciones negativas de tu pareja o grupo; toma la medidas necesarias y actúa”. Las situaciones difíciles te ayudarán a pensar y crear estrategias si tomas las riendas e intentas resolver el problema. Ignorar o posponer las cosas o situaciones puede generarte estrés y dificultar tu estabilidad.

9-No aceptar:

“Nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar, aceptar no es resignación”. La única manera de deshacerte te los monstruos es aceptarlos. Admitir que hay cosas que no pueden cambiarse es un paso más para alcanzar el bienestar emocional.

10-No perdonar:

“Perdona esas situaciones que te estén causando dolor, tienes la opción de elegir dejar el dolor del recuerdo”. El perdón sirve de almohada cómoda. La vida siempre te pondrá pruebas, por ese motivo es importante que no guardes rencor; porque si lo haces, lo único que lograrás es morir poco a poco.

Guardar rencor es humano, muy humano. Pero del mismo modo lo es perdonar. Hay un dicho que dice: quien no ama, no perdona. De hecho te puedo decir que el culpable del perdón es precisamente el amor. El amor a los demás, a la vida, al mundo y a uno mismo.

Comentarios Facebook