Si haces esto tres noches consecutivas, desparecerán manchas, ojeras y señales de envejecimiento en tu rostro

Nuestra piel es sumamente delicada, pues está expuesta a todo tipo de factores externos que poco a poco nos dañan, ya sea a corto, mediano o largo plazo. Hay muchos remedios naturales que sin duda podrán ayudarnos a combatir desde las incómodas ojeras hasta la más mínima señal de envejecimiento, entre ellos, se encuentran las recetas con patatas.

Sólo necesitarás emplear alguno de estos métodos por 3 noches consecutivas.
Desaparece mancha, ojeras y señales de envejecimiento [Image: Desaparece mancha, ojeras y señales de envejecimiento.

Jugo de limón con patatas

El cansancio puede jugarnos una mala pasada con nuestro rostro y el resto de nuestra, dejándola sin brillo y totalmente reseca. Afortunadamente hay un remedio eficaz para contrarrestar este horrible resultado dérmico, solo necesitas rallar la pulpa de una patata y mezclar el jugo de un limón, luego aplicas el resultado en tu rostro como una mascarilla y dejas actuar por toda la noche.

Patata en rodajas

Los elementos principales para realizar una limpieza facial profunda son el potasio, calcio y la vitamina C y todos estos están presentes en las patatas. En el caso de que tengas demasiado acné y puntos negros en tu cutis, lo ideal es que te coloques varias rodajas de papas en toda la cara y las dejes reposar durante toda la noche.

Procura repetir este tratamiento no solo hasta que las imperfecciones faciales hayan desaparecido, sino hasta un tiempo un poco más prolongado para que estas no vuelvan a aparecer.

Papas en rodajas muy finas

La piel tiende a envejecer con el pasar de los años, sin embargo, hay muchos casos en los cuales se presenta un grado de vejez prematuro y eso no es bueno. Puede deberse por exposición solar, estrés o un mal cuidado de la dermis.

Afortunadamente lo único que se necesita es cubrir el rostro de rodajas de papas como si fuera una mascarilla, esperas a que estas se sequen y luego las retiras con mucha agua. El tratamiento debe seguirse por 3 semanas o un mes, todo depende de la evolución positiva de la piel.