No sé por qué nadie me lo dijo, pero te vas enfurecer cuando sepas esto del agua con sal

En la naturaleza podemos encontrar todo lo que necesitamos para mantenernos saludables. La mayoría de las enfermedades más comunes tienen una solución muy practica y sencilla. Se trata sobre un mineral que les da el gusto a nuestras comidas. Sí, adivinaste, estamos hablando de la sal.


La sal es nuestra mejor aliada en muchos aspectos de la vida. La misma la podemos utilizar, además de para cocinar, para la salud de la piel, los ojos y hasta las ulceras bucales. Para ello, solo debemos utilizarla luego de mezclarla con un poco de agua.

En el día de hoy, queremos mostrarte varios usos que le puedes dar al agua de sal. Te aseguramos que te quedarás sorprendido con los resultados obtenidos. Presta atención a los siguientes 6 remedios caseros con sal que te ayudarán a combatir muchas enfermedades.

1-Agua de sal para eliminar la caspa

Si eres de los que padeces de caspa, seguro que habrás notado que los shampoo anti-caspa resecan el cabello. Sin embargo, el agua de sal es muy efectiva para combatir la caspa sin estropear tu pelo. A continuación, te explicamos cómo utilizarla con este fin.

Qué necesitaremos:

– Sal (5 cucharadas).
– Agua tibia (500 ml).
– Aceite de árbol de té (3 gotas).

Preparación y uso:

Algo que debemos destacar, es que, para comenzar, el cabello debe estar seco. Ahora, echaremos la sal en la mano y nos daremos un grato masaje en el cuero cabelludo. Debes hacerlo con mucha energía, para que la sal penetre en la piel. Ahora, mezclaremos el aceite de árbol de té con ½ litro de agua.

Entonces, procederemos a humedecer el cabello con esta sustancia y la dejaremos actuar por 15 minutos. Finalmente, enjuagarás tu pelo, te untarás algún acondicionador y repetirás el proceso 1 vez por semana.

2-Para los ojos cansados

Es normal que luego de una mala noche, nos levantemos con los ojos cansados, hinchados e inflamados. Pero con el agua de sal podrás combatir este mal de manera sencilla y efectiva. En las siguientes líneas te explicamos cómo preparar este económico remedio.

Qué necesitaremos:

– Agua (½ vaso).
– Cucharilla (1 unidad).
– Sal de mesa (1 cucharada).
– Paño de algodón limpio (1 unidad).

Preparación y uso:

Primero, pondremos a calentar el agua hasta que esté tibia, sin llegar a hervir. Después, agregaremos la sal y removeremos hasta que se disuelva. Ahora, tomaremos el paño de algodón y lo humedeceremos con dicha sustancia.

Entonces, nos pondremos el paño en los ojos durante varios minutos y lo humedeceremos de nuevo. Mientras hacemos esto, pondremos una cucharilla en el congelador por varios minutos. Finalmente, la pondremos sobre nuestras ojeras unos segundos.

3-Pies hinchados

De seguro te ha pasado que llegas del trabajo y notas que tus pies están muy hinchados. Pero con el agua de sal, bastan 30 minutos para hacerte sentir mejor. Solo debes cubrir tus pies en agua de sal durante 30 minutos para ello.

Qué necesitaremos:

– Recipiente donde nos quepan los pies.
– Bicarbonato de sodio (1 cucharada).
– Aceite esencial de lavanda (5 gotas).
– Sal entera (2 ½ cucharadas).
– Agua (suficiente).

Preparación y uso:

Para comenzar, debes poner a calentar el agua, sin que llegue a hervir. Ahora, agrégale el bicarbonato de sodio y la sal, junto con el aceite de lavanda. Estos ingredientes los mezclarás muy bien hasta conseguir una sustancia homogénea. Finalmente, entrarás tus pies en el recipiente y te relajarás por 20 minutos.

4-Para las ulceras bucales

Las ulceras en la boca aparecen por deficiencia de vitamina B12, hierro, defensas bajas o factores genéticos. Para tratar este padecimiento, solemos consumir medicamentos o remedios farmacéuticos. Sin embargo, con el agua de sal podemos combatirla de manera eficiente y sencilla.


Solo debemos enjuagarnos la boca con dicha agua luego del cepillado 3 veces al día. Eso será suficiente desaparecer rápidamente las yagas.

5-Inflamación en la garganta

El dolor de garganta, es más que un simple dolor. Este nos puede llevar a padecer de fiebre, cansancio y hasta perder la voz momentáneamente. El mismo puede ser provocado por alguna infección que hayamos contraído.

Por tal razón, muchos médicos recomiendan en estos casos hacer gárgaras de agua de sal. Esto nos ayudará a eliminar las infecciones y promueven la curación de la garganta. Además, es muy bueno para combatir la alergia, el resfriado o la gripe.

Qué necesitáremos:

– Agua (1 vaso).
– Sal de mesa (1 cucharada).

Preparación y uso:
Para este remedio, lo único que necesitamos hacer es mezclar la sal con el agua hasta que la sal se disuelva. Después, tomaremos un poco de la misma y haremos gárgaras durante 10 minutos, sin tragar el agua. este proceso lo debemos repetir de 3 a 4 veces al día. Al poco tiempo, la molestia desaparecerá y te sentirás mucho mejor.

6-Desinfectar heridas

Tan pronto nos cortamos, utilizamos alcohol o agua oxigenada para curar la herida. Lo que pocos sabes es que con el agua de sal obtenemos los mismo o hasta mejores resultados. Solo debemos tibiar el agua de sal y lavar la herida con esta. Este proceso lo repetiremos 3 veces al día y al poco tiempo tu herida ya estará sana.

Como puedes ver, este mineral es muy útil para proteger nuestra salud de muchas maneras. Solo debes utilizarlo de la forma que te hemos explicado en este articulo y aprovecharás todas sus propiedades.

Pon en práctica cualquiera de estos remedios naturales, y no te arrepentirás de ello. Para que tus amigas también se enteren de esto, comparte dicha información en tus redes sociales.

Comentarios Facebook